Canet Lo Roig 2019, Hermanos Monferrer

La pequeña localidad de Canet Lo Roig, celebraba sus fiestas en honor a Sant Miquel, con una tarde a cargo de la ganadería de los Hermanos Monferrer, que vinieron con un lote de animales contrastados que nos ofrecieron una tarde entretenida en la que Paco Pino volvió a demostrar que es un auténtico maestro de la calle.

La tarde empezó con Sudanesa N7 con el hierro de La Paloma, vaca veterana que quería las cosas muy de cerca, dejó una arrancada buena a la rodada con Paco Pino, aunque marchó suelta al terminar sus acciones. También se aquerenció en la zona de toriles, cosa que hizo deslucir un poco su actuación.

La segunda fue Cascabelera N30, salió con alegría y se empleó a fondo en toda su actuación, acudiendo incansable a los cites, con mucha codicia, también dejó algún remate fuerte en barrotes. Aplausos al ser encerrada.

El siguiente fue el capón Tajudo N19, animal noble que acudió absolutamente a todo, incansable, con el que se pudieron lucir los rodadores, dejando detalles de temple y de lucir al animal en el asfalto. Aplausos al ser encerrado. Vigilanta N14 salió con muchas patas y se dejó rodar en varias ocasiones, aunque con poca fijeza y algo de soltura, aun así, cumplió.

Del macho de la tarde poco que decir, Trovador N20, con el hierro de Saka, dejó alguna arrancada y un par de remates fuertes en barrotes.

Tras el parón, se dio suelta de tres hembras más, la primera, Flautista N5 de La Paloma, pegó y fue difícil para rodar puesto que cortaba mucho, la segunda Maleanta, salió muy suelta, recorrió la calle varias veces y dejó alguna rodada sin más, y la última fue Limonera N10, que a pesar de la poca luz dejó muy buenas arrancadas, unas muy fuertes y de largo y otras en las que se observó el saber trabajar de la vaca, puesto que arrancaba lentamente esperándose a tener más cerca al rodador para romper a por el. Aplausos al ser encerrada.

Decir que estas tres últimas estuvieron poco rato en el recorrido donde faltaba luz y no se pudo ver todo de ellas.

Seguidamente se emboló un toro colorado, que no dio el juego esperado.

Resaltar nuevamente los grandes detalles vistos durante la tarde a cargo de Paco Pino, Toni «Balin» y Adrian Pascual, entre otros, en los que se demuestra el gran temple y saber estar que tienen en el asfalto, y como lucen a los animales, sin ellos no se hubiera disfrutado tanto.

Texto: Héctor Llaó

Fotos: Pepo Dron

Salu2

Deja una respuesta