Peñiscola 2019, Hermanos Monferrer

Volvían los Hermanos Monferrer a la localidad costera de Peñiscola para revalidar el premio a la mejor tarde del año anterior, y lo consiguieron ofreciéndonos una muy buena tarde, en la que destacaron Mariposa y Cristalera, y en la que sorprendió el novillo Madrileño.

Empezó la tarde con Matraquilla N58, joven res que a pesar de su juventud y su aparente inexperiencia, dejó una buena actuación, con buenos saltos al banco, trabajando la tijera, buenas subidas a la pirámide y dejando algún remate en barrotes.

La segunda fue Mariposa N32, con una actuación excelente, en la que se caracterizó por su rapidez y agilidad en los obstáculos, subiendo y bajando con gran velocidad en la pirámide, girándose arriba a por el hombre y terminando sus acciones en barrotes. En el banco voló en varias ocasiones, siempre a por el movedor y haciéndole hilo hasta el final y rematando. También trabajó la tijera y se levantó en varias ocasiones en el cono con codicia. Gran ovación para la vaca al ser encerrada.

La tercera fue Planeta N8, quizás la más floja de la tarde, salió y dejó varios remates en los hierros y también coló la cabeza, luego se emplazó y no quiso saber nada.

El macho de la tarde fue el novillo Madrileño N23, la sorpresa de la tarde, nada más salir se tiró al cono con todo, y no paró en toda su lidia. Trabajó la tijera, saltó el banco en varias ocasiones, subió a la pirámide y se levantó en repetidas ocasiones en el cono en busca de presa. Otra gran ovación del publico allí presente.

Continuó la tarde con Vibora N24, dejando buenas subidas y bajadas en la pirámide y saltando el banco en varias ocasiones todo ello con malas ideas.

Cristalera N26, otra de las destacadas de la tarde, lo trabajó todo, subió y bajó de la pirámide haciendo hilo, trabajó la tijera en varias ocasiones, saltándola tres veces seguidas, se levantó en el cono y saltó el banco en repetidas ocasiones. También dejó buenos detalles buscando dentro del banco tras Miguel Ángel, con mucha codicia. Merecida ovación para otra gran vaca de Monferrer.

Por último, cerró la tarde Hormiga N5, más veterana y con un trabajar diferente, destacó por colar la cabeza en los hierros en varias ocasiones en busca de presa y buscó dentro del banco con mucha codicia. Los obstáculos los trabajó tímidamente.

En definitiva, una tarde muy completa de los ganaderos turolenses, en la que también hay que destacar el gran trabajo de los movedores, Navarret, Ivan Beser y El Saliner.

Texto: Héctor Llaó

Fotos: Kevy

Podeis ver toda la galería fotográfica AQUÍ.

Salu2.

Deja una respuesta